lunes, 27 de diciembre de 2010

ARBOLES Y PLANTAS MAS CONOCIDAS EN LA REGION POR SU MADERA, SU RESINA, SUS RESINAS, SUS FIBRAS, SUS FRUTOS Y SUS PROPIEDADES MEDICINALES

- Jabón huasca: Bejuco medicinal, Las hojas machacadas curan heridas y cortes con gran eficacia, sin dejar huellas ni cicatriz alguna, cuando éstas son recientes.
- Jergón caspi: Arbol de madera muy dura, jaspeada y utilizada en mueblería.
- Labuceta: Planta para hacer “pusanga” (filtro de amor). Lágrimas de la Virgen. Planta cuyas semillas se emplea en collares, rosarios, etc y son redonditos y blanquecinos.
- Lagarto caspi: Arbol cuya madera es resistente a la intemperie, muy utilizada en construcciones.
- Lancetilla: Planta pequeña de huerta, cuyas hojas son medicinales para curar la tos, el sarampión y la tos ferina.
- Lianas: Sogas de monte.Plantas parásitas de gran variedad y se les da diversos usos.
- Lupuna: Un gigante de la selva. Arbol muy cotizado en la actualidad por su excelente madera para la fabricación del triplay, enchapados. Es bastante blando, por lo que anteriormente no servía ni para leña. Solamente era un adorno del bosque por su gran tamaño, parecida a un hongo gigante.
- Llanchama: Arbol cuya corteza sirve para hacer mantas y tendidos. Es muy utilizado por las tribus salvajes para hacer sus prendas de cama.
- Llangua: Planta silvestre, pequeña que crece en los pastizales. Las hojas machacadas sirven para añilar la ropa lavada.
- Llantén: Planta pequeña de hortaliza parecida a una lechuga. De excelentes propiedades medicinales para curar la tos tomándolo con huevo batido y para desinflamante de procesos infectantes, etc. También cura la diabetes y enfermedades del hígado.

MITOS Y LEYENDAS

EL HUAMAN HUASI

Saliendo del Chazuta, río abajo por el Huallaga, después de pasar en balsa los malos pasos de Estero, Chumía, Vaquero y la enorme Muyuna del Silencio, entre amenazadoras y gigantescas paredes verticales, el río da unja vuelta en “u” y luego se tranquiliza momentáneamente en una recta considerable que parece estrellarse en el cerro; desde allí, al mirar a la cumbre de la montaña, se puede observar aún una gran mancha de color oscuro, que según los lugareños, es la indeleble huella de los macabros festines de dos águilas fósiles con los desventurados viajeros, comerciantes de ganado y balseros. Eran hembra y macho que desde el mirador divisaban la balsa, y en vuelo rapaz e increíblemente recto, se apropiaban ràpidamente de todo ser vivo que la embarcación llevaba sobre sí, elevándose hacia su nido para darse un sangriento festín a la vista de los aterrados viajeros, mientras la sangre se escurría por las paredes del cerro tiñendo el agua de un color rojo intenso que duraba días enteros. Estas águilas fueron muertas por los lugareños, quienes les tendieron una trampa en una balsa con cabezas de ganados atados a piedras, las águilas no pudieron levantar las cabezas porque pesaban mucho y aprovecharon para dispararles ubicados en sitios estratégicos. Una de ellas cayó mortalmente herida a las profundidades del río y la otra logró volar hasta la cumbre del cerro, estrellándose en la peña saliente donde hasta hoy reposan sus despojos. Por esta razón a ese lugar le denominan “Huaman Huasi” que significa “Nido de Aguilas”.

LA LEYENDA DEL HOMBRE DE PIEDRA

Se ubica junto al antiguo camino de Moyobamba a Calzada, al costado del Morro, representa a un hombre desnudo en el afán de ocultar su sexo con las manos.

Este ídolo está sin cabeza, se dice que lo cortaron los conquistadores españoles en la creencia de que en su interior (tórax y abdomen) era hueco y que se encontraba lleno de oro.

Antiguamente al pasar por el camino cerca al Hombre de Piedra, estaba prohibido hacer ruidos mediante conversación o golpes de piedras y palos, a fin de no provocar lluvias intempestivas que caían cuando esto sucedía.

LA LEYENDA DEL MORRO DE ANCAIZA

El Morro de Angaiza se ubica en las montañas de la Cordillera Azul, por las alturas del río Mayo, donde se cree de la existencia de un Gran Reyno que alberga riquezas de oro y plata reluciente al reflejo del sol y que desaparecía si alguien iba en su búsqueda, que el reino estaba gobernado por el Monarca Curi Runa (Indio de Oro), el mismo que vivía en un suntuoso palacio y vestía prendas de oro para las grandes festividades del reyno.

LA CHICUA

Es como una especie de gavilán nocturno, ave muy rara de encontrar, que dicen tiene el plumaje marrón.

De su canto, agorero y mágico toma su nombre, por las noches suele cantar:”chicua”…. “chicua”…., hasta perderse en el monte y su canto produce escalofrío en la gente que lo escucha.

También es considerado un “maligno diablo” enviado por algún brujo malero, o uno de estos brujos que busca vengarse de alguien. Cuando canta cerca de una casa la gente se pregunta a quién habrá venido a buscarese maldito pájaro.

Darwin Bocanegra Tavera

No hay comentarios:

Publicar un comentario