lunes, 23 de septiembre de 2013

EL MONO Y EL TIGRE


Cierto día un mono estaba pescando en el puerto de su casa en compañía de su hermano. Había pescado 04 bagres y un tigre se le acerco, le olio, le hizo caricias y le dijo: ”Sobrino, déjame el anzuelo que quiero pescar” y el mono le dijo:” Tío, no me fastidies y déjame pescar”. El tigre seguía fastidiando al mono y el mono enfadado, le prestó el anzuelo.

Pero el tigre echaba el anzuelo y los pescados no picaban, el tigre se enfado, entonces el mono le dijo .” Tío, tus manos huelen mal, por eso no puedes pescar”.

Volvió a pescar el mono y cogió 08 sábalos, el tigre dijo al mono:” Yo quiero comer pescado y si no me das, te comeré a ti”. El mono temeroso, se puso a cocinar el pescado y el tigre estaba a su lado.

Cuando el pescado estuvo ya cocinado, dijo el mono:” Tío, primero voy a comer yo y después comerás tu”. El tigre acepto la propuesta. El mono tapo la olla con una piedra y subió a un árbol a comer.

El tigre le dijo :” ¿ Porque te subes al árbol?  y el mono le contesto : “ Porque mi casa es el árbol y aquí como siempre”. El mono comió, mientras tanto el tigre esperaba debajo del árbol.

El mono dijo al tigre :” Tío, tengo un sábalo, abre tu boca y cierra tus ojos, que voy a tirar al sábalo a tu boca”. El tigre abrió la boca y cerró los ojos. El mono le tiro una piedra y le rompió todos los dientes.

El tigre se enfureció, subió al árbol, el mono huyo y el tigre le persiguió, después de mucho correr el tigre alcanzo al mono y se lo trago sin masticarlo.

El mono llevaba en su cuerpo un cuchillo, con el se abría camino dentro del cuerpo del tigre para salir. El tigre se enfermo, los demás tigres curaban su enfermedad. Pero, un día el mono logro salir.

Y cuando salió, le dijo al tigre :” Tío, ves como no puedes comerme”. El tigre se asombro al ver de nuevo al mono. El mono huyo y subió al árbol y el tigre no lo persiguió mas porque estaba “mangasho”( sin muelas).

Carlos Velásquez Sánchez

No hay comentarios:

Publicar un comentario